El PSOE logra que el Senado exija al Gobierno evitar el despido de investigadores con contratos temporales

PorAdministrador

El PSOE logra que el Senado exija al Gobierno evitar el despido de investigadores con contratos temporales

Los socialistas reivindican en la Cámara Alta que el Gobierno se implique en evitar el despido de investigadores con contratos temporales concadenados, que estabilice la plantilla haciendo contratos indefinidos al personal a con más de 3 años y, por último, que establezca un sistema para la evaluación y promoción.

Pío Zelaya destaca que la investigación sanitaria mejora la salud de las personas y reduce los costes y hace hincapié en la necesidad de que el cambio de modelo productivo pasa por “una mayor inversión en I+D+i” y señala que “en España debe ser una de las prioridades en las políticas públicas.

El senador socialista por Jaén, Pío Zelaya, ha celebrado el acuerdo mayoritario (apoyo de todos los grupos con la abstención del Grupo Vasco, PdeCat y Compromís) alcanzado en el Pleno del Senado para aprobar una moción del Grupo Socialista por la que se reclama al Gobierno que lleve a cabo una serie de actuaciones para evitar el despido de investigadores con contratos temporales.

Los socialistas reclaman en esta iniciativa al Ejecutivo que todos los contratos temporales vigentes de investigadores con más de tres años en los OPIS, Consorcios y Fundaciones de investigación del sector público pasen a ser contratos indefinidos. Además, la iniciativa apuesta por el desarrollo de un sistema objetivo para la evaluación y promoción del personal investigador y también subraya que se armonice el régimen de retribuciones de este colectivo.

Al inicio de su intervención, Pio Zelaya ha echado mano de las conclusiones de un estudio realizado en el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III (CNIC), publicado en la “más prestigiosa” revista científica mundial del área, -The Journal of American College of Cardiology (JACC) y se llama índice Fuster-BEWAT- y ha apuntado que con solo cinco indicadores de salud, “cuya medición podríamos realizarla en este mismo Hemiciclo”, como son la presión arterial, la actividad física, el Indice de Masa Corporal (IMC), el consumo de fruta y verdura y el consumo de tabaco, serían suficientes “para predecir el riesgo cardiovascular en individuos sanos”; predecir, por ejemplo, el riesgo de padecer un infarto y ha destacado que lo novedoso es que “no hace falta ninguna prueba de laboratorio de glucosa y colesterol para calcularlo”. Al hilo de ello, ha puesto de manifiesto que este conocimiento proviene de la investigación de nuestros Centros Nacionales.

“Cuando hablamos de investigación estamos hablando de avances como estos”, ha subrayado el senador socialista que ha señalado que “la investigación no es un gasto sino una inversión”. “Que no se nos olvide la investigación sanitaria mejora la salud de las personas y reduce los costes”, ha agregado y ha insistido en la necesidad de que “el cambio de modelo productivo pasa por una mayor inversión en I+D+i y en España debe ser una de las prioridades en las políticas públicas”.
Zelaya ha incidido en que es imprescindible disponer de personal altamente cualificados que cuenten con “estabilidad laboral, una adecuada retribución y el reconocimiento de una carrera profesional”. Sin embargo, ha descrito que la situación actual está caracterizada por “altas tasas de precariedad y temporalidad laboral”, que han producido “una auténtica diáspora del talento investigador”. “Creo que todos tenemos casos concretos en la mente ahora mismo”, ha precisado.

El senador del PSOE se ha mostrado muy crítico con el Gobierno del Partido Popular porque durante la crisis este Gobierno ha aplicado una política de “recortes indiscriminados” y ha asegurado que actualmente los recursos dedicados a la investigación no han recuperado su nivel anterior. Así, ha detallado que en el año 2015, el gasto interno en investigación y desarrollo representó el 1,22 % del Producto Interior Bruto, frente al 1,24 %, de 2014 o al 1,4 % del año 2010. Además, ha destacado el bajo nivel de gasto privado en I+D “por debajo de la media europea”, el 0,65 % del PIB, frente al 1,3 %.

En relación con el personal investigador, Pio Zelaya ha hecho hincapié en que la situación se ha visto agravada a partir de la aprobación de la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2017, ya que en su disposición adicional 34 se responsabiliza personalmente a los gerentes de los centros públicos de las irregularidades existentes en la contratación del personal investigador, en el caso de la formalización de contratos temporales durante más de tres años continuados o la concatenación de contratos. “Lo cual hace inevitable el despido de muchos investigadores”, ha criticado.

Asimismo, ha recordado que el Ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, ha manifestado recientemente la voluntad del Gobierno para afrontar este grave problema del personal de la investigación y ha mostrado su confianza pero ha advertido de que los socialistas “queremos que se cristalicen estas medidas y no caigan en buenas intenciones ni en papel mojado, porque urge dar una solución en corto plazo que vuelva a sentar las bases de la investigación en nuestro país”. “Se lo debemos a nuestros investigadores y personal de los centros”, ha remachado.

Por todo lo apuntado, el senador jienense ha justificado la oportunidad de la iniciativa socialista y ha defendido que las medidas propuestas en ella están destinadas directamente a resolver la situación de muchos trabajadores, con unos presupuestos adecuados en I+D+i que sienten las bases de una verdadera recuperación en el sector de la investigación, y persiguiendo tres objetivos: evitar el despido de investigadores con contratos temporales concadenados; estabilizar la plantilla haciendo contratos indefinidos al personal con más de 3 años; y, establecer un sistema para la evaluación y promoción.

About the author

Administrador administrator

Deja un comentario